Montehermoso Natural

Montehermoso Natural

miércoles, 17 de mayo de 2017

Mi carta de presentación



Mi nombre es Juan Jesús Sánchez Alcón. A lo largo de los últimos años he desarrollado una gran experiencia como auxiliar de campo, realizando desde inventarios de vegetación para proyectos de ordenación de montes como ejecutando distintas mejoras en dehesas extremeñas. Así mismo, he impartido talleres y charlas de educación ambiental. En todos los casos he mostrado mucho entusiasmo y dedicación, dando muestra de los amplios conocimientos que tengo de los aspectos ambientales e histórico-culturales; siendo no sólo un experto conocedor de los recursos naturales del Valle del Alagón y de toda Extremadura, sino también un gran conocedor y divulgador de la historia, cultura y costumbres de Montehermoso y de su dehesa boyal, como se puede constatar en las decenas de charlas y conferencias, artículos, comparecencias televisivas y colaboraciones con expertos investigadores del sector.

He trabajado y colaborado en actividades de voluntariado en proyectos de educación ambiental, y de gestión y conservación en áreas protegidas. He realizado seguimientos, estudios e inventarios de fauna y flora. He colaborado con organismos, instituciones y organizaciones para la salvaguarda del patrimonio natural y cultural.

He investigando y descubierto lo mejor de nuestro patrimonio y recursos naturales, haciendo especialmente de la dehesa boyal de Montehermoso y de todos sus valores naturales y culturales, mis principales temas de estudio y divulgación.

He presidido durante 10 años la Asociación Andares (Asociación para la Conservación de la naturaleza y la cultura tradicional), dedicando la gran parte de mi tiempo a la promoción del senderismo y a labores de dinamización social, cultural, turística y medioambiental de manera totalmente voluntaria y desinteresada. He inspirado la filosofía de esta asociación: la convivencia, el compañerismo, la amistad y  la solidaridad entre las personas, y el amor y respeto por la naturaleza.

He inculcado valores encaminados a proteger nuestro patrimonio y nuestros recursos naturales, llevando a cabo numerosas jornadas de educación ambiental, cuyos fines y actividades contribuyeron a lograr una mayor sensibilización y concienciación ambiental. Todo para lograr un mundo mejor y más comprometido con el medio ambiente.

He conseguido que durante mi etapa al frente de Andares, está asociación fuera todo un referente cultural y ambiental en Montehermoso, en la Comarca del Valle del Alagón y Extremadura en general.

Desde Mis funciones en el Ayuntamiento de Montehermoso, he promovido y potenciado el turismo, el senderismo, el patrimonio histórico-cultural y ambiental del municipio. Es loable que todo este vasto conocimiento es fruto de mi interés por conservar y proteger la biodiversidad que ofrece el Valle de Alagón y la gran riqueza patrimonial de Montehermoso, enfocando todo mi esfuerzo, e incluso gran parte de mi tiempo libre, a la divulgación educativa de estos valores, como queda reflejado en mis blogs y artículos sobre educación ambiental y el patrimonio natural de Montehermoso en (http://montehermosonatural.blogspot.com.es/) y sobre la historia y el patrimonio cultural de Montehermoso en (http://montehermosocultural.blogspot.com.es/).

Dichos blogs conjuntamente son, como se puede comprobar, un excelente compendio de la historia, cultura, sociedad y naturaleza de Montehermoso y su entorno. No sin motivo, es por lo que soy requerido para dar conferencias, entrevistas, asesorar, participar en jornadas e impartir talleres educacionales para personalidades y organismos públicos y privados de distinta índole. Aparte de experiencia y conocimientos, hay que poner pasión. Hay que saber transmitir, saber comunicar y trasladar tus sentimientos y emociones al público. 

Hay muchas iniciativas en mi cabeza y ganas de trabajar por la conservación de nuestro patrimonio natural y cultural. La pasión, entusiasmo, perseverancia, esfuerzo y voluntad siempre me acompañan, ya que esas son esas son mis señas de identidad.

En general soy un enamorado y apasionado de mi tierra y de su historia y su cultura, que desde siempre ha transmitido valores de respeto y protección por el entorno. Haciendo disfrutar a la gente de nuestra dehesa, de una forma respetuosa con el medio ambiente, valorando nuestra historia, nuestros hermosos paisajes y dando a conocer los valores naturales y culturales que atesora este espacio protegido. Educación Ambiental desde el corazón para poner en valor los recursos naturales de Montehermoso.

sábado, 29 de abril de 2017

El Arroyo del Pez de Montehermoso. Su toponimia y vivencias





 Arroyo del Pez a su paso por el Valle del Jerrao. 2 de mayo de 2016. Fotografía: Juan Jesús Sánchez 
 
El Arroyo del Pez en Montehermoso es el principal colector de buena parte del término municipal de nuestra localidad (excepto del sector oriental), alma y vida de ella en numerosos aspectos, al que hoy deseamos glosar por ello porque, desde la más remota Prehistoria, nuestros ancestros no dudaron en asentarse a su vera.

Nace de la afluencia de varios manantiales, regatos, escorrentías y cursos de agua menores, a medio camino entre Montehermoso y Aceituna, en un amplio paraje donde confluyen los términos de tres municipios hermanos: los dos citados antes, más el de Pozuelo de Zarzón; rodeado de cerros y berrocales graníticos: Teso Alto, Las Cumbres, Peña Hincada, etc. Un poco más abajo, sus aguas se embalsan artificialmente.

Incrementando su caudal a medida que discurre aguas abajo, siempre en dirección meridional (excepto en sus numerosos meandros o entalladuras), al recibir el líquido de otros muchos arroyos gregarios: el Segundo Arroyo, Perdiguero, el Madroñal, Grande o Morcillo y otros. Precisamente, una vez que se une a ese último, su nombre cae en el anonimato asociado al del arroyo Grande –o de Morcillo–; y, de ese modo, hasta que se cobija en los brazos de su padre Alagón (entre El Batán y Puebla de Argeme), tras un dilatado recorrido.

Cuando yo era niño –imagino que al igual que mis “quintos” y mayores también–, jamás oí que se llamara así: “arroyo del Pez”; sino que para nosotros era simplemente “el Arroyo”; o bien lo matizábamos con el apelativo de sus diferentes tramos: arroyo de los Molinos, arroyo de las Viñas, del Charco o Repaladín, de Respinga, de la Casa del Guarda, de Jerrao, etc.

Y al Charco solía llevar a mi madre, en invierno y primavera, con un borrico a lavar la ropa de su numerosa prole: los lunes, como era habitual entonces… Aún tengo grabada en mi mente la imagen de sus delicadas manos rojas como la grana, en aquellas frías y heladas mañanas. Pero también la alegría y frescura de su marfileña cara tras la tarea culminada. A menudo, cuando las numerosas lavanderas acaparaban los mejores sitios, nos desplazábamos al “Segundo Arroyo” o por debajo del molino “Respinga” (en los buenos charcos a los que luego haremos alusión, pero por otro motivo diferente).

Pero sigo creciendo (no mucho, porque sólo mido 1’64…) y estudiando (ya en Plasencia). Devoro todo lo que cae en mis manos, unas veces por obligación y otras por devoción. Estas últimas sobre todo cuando hacían referencia a mí amado pueblo. Y, ¡mira por donde!, un día descubro que ese torrente que siempre me fue tan familiar resulta que se llama oficialmente “del Pez”.

Y, ¿por qué?, fue lo primero que mi mente en maduración se preguntó. Pero muy pronto, recordando las andanzas con mis hermanos por esos bellos parajes, hallé la solución: PORQUE, a diferencia de otros arroyos cercanos, ÉSE TENÍA PECES (al menos antes, pues por diversas circunstancias se ha ido contaminado, al menos hace unos años…). ¿Barbos, bogas o pardillas?
 
Lo ignoro, porque entonces no los distinguía. Aunque ahora me inclino por esas últimas por una sencilla razón: cuando yo aún oscilaba por la infancia y mis dos hermanos mayores surcaban ya la adolescencia, hacíamos un alto en la trilla para ir a coger los peces que agonizaban en sus charcos más profundos, que mantenían una desesperada lucha con el Sol para no sucumbir en el cálido y árido verano. Y los barbos y bogas suben desde el Tajo y Alagón en primavera a desovar. Los primeros necesitan un mayor caudal de agua que las bogas; y éstas se rezagan a veces en su descenso; mientras que la pardilla suele permanecer en ese hábitat tan extremeño, siempre que haya agua.

De lo que entonces y hoy sí soy consciente es que estaban riquísimos –y más en aquellos tiempos…–. Y que no hacíamos ningún daño al medio ambiente porque, si no lo hubiéramos hecho, habrían muerto, contaminando el lecho del arroyo. Y sin trasmallos, cañas u otros artilugios; con la única ayuda de tres cestas de mimbre, resolvíamos la cena (y limpiábamos el cauce)..
¿Y cuáles eran los mejores sitios para atraparlos? 

Pues muy elemental: los buenos charcos ubicados desde Respinga para abajo. 

También traíamos a veces algún galápago, el mejor remedio natural contra ratones y reptiles para los pajares y trojes. 

Y las múltiples vivencias que, a partir de ahora, iremos desgranando en estas páginas.

Ahora mostramos Respinga con esta foto de Juan Jesús Sánchez Alcón.

 Aguas contaminadas del Arroyo del Pez a su paso por Respinga. 
16 de marzo de 2010.




Domingo Quijada González

miércoles, 26 de abril de 2017

Aprendiendo con Jaime Rio-Miranda Alcón y Juan Carlos Olivares Pedreño

En la fotografía Jaime Rio-Miranda Alcón, el que escribe y Juan Carlos Olivares Pedreño.

Durante estos años he tenido la oportunidad de conocer a muchas personas a nivel nacional e internacional, relacionadas con la naturaleza, el medioambiente, la cultura, el folklore, la antropología, la historia y la arqueología. Grandes personas que son a la vez grandes investigadores y divulgadores que con el tiempo se convirtieron en buenos amigos.

El 19 de abril tuve la grandísima suerte de conocer a alguien más. Y todo se lo debo a mi buen amigo y gran investigador, Jaime Rio-Miranda Alcón que me dio la oportunidad de conocer en persona a Juan Carlos Olivares Pedreño del Departamento de Prehistoria de la Universidad de Alicante y al que ya considero un amigo más.

Fue un día de aprendizaje con estos dos grandes investigadores. Vimos un Ara votiva de granito dedicada a la divinidad indígena de Vortiaceo y aprendí un poco más de las fronteras y el testimonio de la presencia Lusitana en Montehermoso.

Al llegar a casa busqué entre mis archivos y me encontré con varios trabajos suyos que tenía guardados sobre los dioses de la Hispania céltica, las divinidades indígenas y las inscripciones votivas. 




domingo, 23 de abril de 2017

La Gran Encina

 

En el Parque Periurbano de Conservación y Ocio Dehesa Boyal de Montehermoso abundan árboles centenarios que están llenos de historia y que han sido testigos del paso del tiempo y de las huellas que dejaron nuestros antepasados. Han resistido a todo tipo de inclemencias, desde épocas de sequia o los fuegos provocados por la mano del hombre, convirtiéndose en auténticos supervivientes y símbolos de la naturaleza.

En este espacio natural protegido hay uno que destaca entre todos, La Gran Encina. Este emblemático ejemplar llama la atención de quien lo visita por su impresionante presencia y grandes dimensiones, además de por ser uno de los más antiguos que se conocen.

Sus ramas han proporcionado leña para aliviar el frio invierno y sus bellotas para alimentar al ganado que pastaba en la dehesa. Su copa ha dado sombra y servido de refugio durante siglos a hombres y animales.
Este árbol legendario está situado en un paraje donde abundan restos arqueológicos prehistóricos, dólmenes, cistas, aldeas y varios asentamientos antiguos.

Merece la pena visitarlo y admirar su presencia y la del conjunto megalítico donde se encuentra para entender la conexión de la historia con la naturaleza. Todo siempre desde el respeto y conocimiento.

La Gran Encina debe ser declarada Árbol Singular y Monumento Natural de Extremadura. Mi reconocimiento ya lo tiene y así lo muestro y enseño a todo el mundo.



Espacios Naturales y Áreas Protegidas en Montehermoso

Espacios Naturales y Áreas Protegidas en Montehermoso

Flora y Fauna de Montehermoso

Flora y Fauna de Montehermoso

Parque Periurbano de Conservación y Ocio “Dehesa Boyal de Montehermoso”

Parque Periurbano de Conservación y Ocio “Dehesa Boyal de Montehermoso”

Conjunto megalítico en Montehermoso

Conjunto megalítico en Montehermoso

Educación Ambiental

Educación Ambiental

Cuaderno de Campo

Cuaderno de Campo

Montehermoso Natural Sitio web en Facebook

GALERÍA DE ARTICULOS

BUSCADOR DE ARTICULOS

Creer en la Naturaleza

Creer en la Naturaleza
“El hombre es la especie más insensata: venera a un Dios invisible y masacra una Naturaleza visible, sin saber que esta Naturaleza que él masacra es ese Dios invisible que él venera” Hubert Reeves

Blogueros de Extremadura

El Tiempo en Montehermoso

Seguidores

Montehermoso Natural es un Blog dedicado a divulgar lo mejor del Patrimonio Natural de uno de los pueblos más singulares de Extremadura.

© Aviso importante: La gran mayoría de los contenidos y fotos de este blog pertenecen al autor. Queda prohibida la reproducción sin su permiso expreso. Se facilitarán de inmediato para Programas de Educación Ambiental siempre que se ponga su origen y procedencia. Para reproducir la publicación de las fotos y artículos de otros autores o colaboradores, debe pedirse permiso a cada autor. Si algún artículo o foto del blog tiene los derechos reservados, ruego se pongan en contacto, e inmediatamente se eliminarán.

BLOG CREADO EL 22 DE SEPTIEMBRE DE 2009.